Sep 07

Una pareja que estaba por casarse, que tenían todo preparado para llevar a cabo uno de los episodios mas emblemáticos para todas las damas del mundo como lo es la ceremonia de la boda, el día del evento magno, en el cual unirían sus vidas, una duda creo en la mente de Cesar Allende, la mentalidad de la que seria su esposa, era a veces infantil, todo por los celos infundados que le tenia a su prometido, y aunque la amaba con locura, el miedo de esos sentimientos, lo hacían dudar, de llegar al altar.

Llego el tan esperado evento, la novia llego elegante y orgullosa, a tal grado que sentía que no la merecía el piso en donde caminaba, esperando al futuro novio, la mujer mandaba mensajes, a Cesar los cuales no tenían respuestas.

Llego la hora de empezar la misa, y el novio nada mas no aparecía, al final de cuentas, las dudas terminaron por hacer estragos, en el futuro novio y nunca apareció, por el evento ceremonial, huyo de la ciudad, sin decir ni a familiares, se instalo en otra ciudad.

Al tiempo supo que la que seria su esposa, se había suicidado, al dejarla plantada en la iglesia, no tanto por el amor perdido, si no por la vergüenza de lo que Cesar le había hecho, algo que le quedaría en la mente a Cesar por toda su vida.

La mujer de nombre Norma, murió de vergüenza y de ella nunca mas supo nada, Cesar con el tiempo, se sobrepuso de la culpabilidad, y se enamoro de Mayela, una linda y noble mujer, de la cual se enamoro y sin pensarlo se caso, solo por el civil, desde ese día, la vida de la pobre mujer, fue un martirio, amanecía siempre muy adolorida de la espalda, y sin saber el motivo, nunca le decía nada a Cesar.

Un día bañándose juntos, Cesar le cuestiono, esos rasguños que tenia en la espalda, y ella pensó que el dormido se los había hecho, y nunca le había reclamado, el le dijo que nunca haría eso, en ese preciso momento, en el baño un rasguño se le empezó a ver y decía “no te vas a librar de mi”, la esposa le pregunto si veía en ese momento lo que sentía, y el le contó todo lo que había pasado con su anterior relación, y que creía que era ella la que se estaba manifestando, y atacándola a ella, en lugar de a el, que había sido el que le había hecho el mal.

Le dijo que haría todo lo posible, por recibir el perdón de la difunta, para que no le volviera a hacer nada a la que ahora era su esposa, y le pidió que saliera del baño, de rodillas, se disculpo y en el espejo del baño con el vapor del baño, se vio que decía ” te perdono”, desde ese día nunca mas supieron de la difunta.

Dejar un comentario


XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Your Details

Tu comentario

Cuentos de miedo Mexicanos