Leyendas de terrorArchive

Jul 12

En 1910 se inauguró un hospital llamado Weverly Hills, exclusivamente para enfermos de tuberculosis. Al principio trataban a personas con la enfermedad leve pero al pasar del tiempo tuvieron que recibir a pacientes graves llegando así hasta 400 pacientes al mismo tiempo. Gran misterio que traen consigo las leyendas de este tipo.

Transcurrieron varios años y la cura definitiva aún no se había encontrado. Los métodos que utilizaban para alivianar el dolor eran muy suaves por lo que la gente normalmente moría y la retiraban por un túnel.

Fue hasta el año 1961 que el hospital se convirtió en un geriátrico, el cual cerró sus puertas en 1982 debido a las malas condiciones del lugar. Desde entonces permaneció cerrado hasta el año 2001 que fue adquerido debido a los extraños sucesos que acontecían dentro, como en la habitación 501 que repetidamente aparecía el fantasma de una chica que se había suicidado e incitado a una enfermera embarazada para que también lo hiciera.

Toda mujer embarazada que pasa cerca de la habitación 501 termina con un fuerte dolor de cabeza además de ver sombras extrañas que traspasan las paredes.

Las personas que visitan el hospital han afirmado ver oscuros espectros paseándose entre los cuartos, como un niño jugando y una anciana encadenada a la pared con las manos ensangrentadas por tratar de huir en varias ocasiones.

Algunos de estos sucesos se han grabado y captados por cámaras presentándose como bolas de luz o la sombra de algún antiguo interno.

Jul 12

El Supay o Zúpay son leyendas cortas de terror originarias de Argentina que afirma la existencia de un jinete vestido completamente de negro, cabalgando un caballo del mismo color y un sombrero también negro. Posee numerosos accesorios de oro y plata lo que le hace ver más ostentoso.

Se le aparece comúnmente a viajeros en los días de martes a viernes, donde se gana la confianza de éstos, bebiendo vino e invitando a comidas caras. Así mismo les ofrece algo particular: dinero y propiedades a cambio de sus almas.

También hay un “pequeño Supay“. Se trata de un enano hechicero que recorre las casas aledañas en las noches robando y secuestrando a niños para mostrarles su morada y maléficos hechizos.

Se esconde debajo de las montañas en una cueva donde es visitada comúnmente por habitantes de la zona para evocar hechizos en contra de otra persona.

May 08

Algunas leyendas cortas y cuentos convergen en que los panteones son un sitio apto para que las criaturas de ultratumba campen a sus anchas.

Se decía que la gente que transitaba afuera del panteón de San Gabriel en la noche de Halloween, desaparecía sin dejar rastro. Tanto científicos como gente dedicada a estudiar los aspectos esotéricos, se daban cita por aquellos lares con cierta frecuencia. Unos nada más para hacer “acto de presencia” y así poder conseguir más adeptos. Mientras que otros lo hacían por encontrar una respuesta a ese misterio

Dentro del segundo grupo, bien podríamos catalogar a Mel O. (Cuyo verdadero nombre era Melquiades Osorio). Le gustaba que le dijeran así, porque gran parte de su vida la pasó en el sur de los Estados Unidos, investigando el fenómeno OVNI. Inclusive se daba el lujo de autonombrarse como Doctor.

Se documentó sobre el asunto y un buen día anunció a los medios locales que él mismo pasaría por enfrente del panteón la noche del día de brujas a las 12 de la noche. Pero que para lograr su cometido, era necesario que la televisión apostara un par de cámaras en el lugar, para que grabaran todo sin que la gente corriera el menor peligro.

Todo estuvo dispuesto la noche del 31 de octubre. Esa noche en la que leyendas cortas y cuentos de monstruos cobran vida. La transmisión empezó a las 11:45 P.M.

Melquiades llegó puntual a su cita y al cruzar la puerta del panteón, desapareció sin dejar huella. Las cámaras estuvieron encendidas durante cuatro horas más, sin embargo, no registraron ninguna actividad.

Al día siguiente, a un editor de vídeo se le ocurrió la idea de agregarle un filtro infrarrojo a la película, con la intención de dotarla de mayor dramatismo. Cuál sería su sorpresa, al observar que Mel si estaba allí después de todo, sólo que convertido en un alma en pena.

Clic aqui para ver mas leyendas

Cuentos de miedo Mexicanos